Bandas sonoras para el día a día

26 Sep
Muchas veces nuestra vida parece una película. El tema es que hay veces en la que seguro que os pasan cosas que son merecedoras de una banda sonora de fondo pero aún no lo sabéis. Y ahí entro yo en juego, queridos lectores. Os voy a facilitar algunas canciones que recordaréis en ciertos momentos de vuestras emocionantes vidas y le daréis el puntito de postproducción a ellas que hará que todo sea redondo. Recomiendo darle al play antes de leer la descripción de cada hit.

Canción para levantarse un día festivo: para estos días que abres el ojillo y entran unos rayos de sol por la ventana, brillan en el aire algunas motas de polvo y te das cuenta de que hoy no hay que ir a trabajar, te rascas el culo sin ningún conocimiento y puedes desperezarte como un mastín y hacerte el remolón todo lo que quieras, con una sonrisa en tu cara hinchada…

Canción para hacer el mal: imagina que has quedado con una manada de amigos, y ya estáis todos juntos, algo muy grande se cuece y probablemente habrá bajas, pero el miedo es un sentimiento que hoy no existe. La canción vale también si eres una señora con cardado y la puerta de las rebajas está a punto de abrirse.

Canción del ego fuertecito: aunque esta canción es conocida por los conciertos de año nuevo, os insto a que le demos otros usos. Por ejemplo, cuando descubras con regocijo que esos pantalones que semanas antes no te cabían ni en una oreja, ahora te sientan otra vez como un guante.

Canción para tus momentos épicos: este increible tema puede ser una perfecta banda sonora para cuando te encuentras veinte leuros con los que no contabas en unos pantalones, o cuando llegas a casa despues del trabajo y te has pasado el día entero pensando en esas natillas que hay en el frigorífico, abres el refrigerador y compruebas que siguen allí.

Canción de bombilla encendida: estás enfrascado con tus amigos en un sesudo debate sobre grandes cómicos mundiales del siglo XX. De repente en tu réplica definitiva pretendes hablar de… un momento… si joer, ese que era calvo, un gran secundario… si hombre, este que salía en la tele y era un mago del humor físico y que tenía una dicción privilegiada… cómo era… ehmmm… Descubres que toda tu vida girará sobre ese pensamiento hasta que recuerdes el nombre. A partir de entonces sólo podrás pensar en cómo se llamaba este tío, no harás caso al resto de personas que te rodean, y tu miserable vida dependerá de que se te encienda la bombillita. De repente, aparece en tu memoria con grandes letras iluminadas la respuesta, mientras empieza a sonar la canción de abajo. Raúl Sénder.

Haced la prueba, imaginaos estas canciones (y otras que se os ocurran) en determinados momentos de felicidad por las pequeñas cosas y veréis qué puntazo. Feliz lunes.

Anuncios

Una respuesta to “Bandas sonoras para el día a día”

  1. Vikente 27 septiembre, 2011 a 7:55 am #

    Aaaayyy primo, mu buen poss has jecho. Nus vemos, priiiimo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: